Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 11 de noviembre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Taller Literario
Buenos Aires - Argentina
Taller Literario coordinado por la Docente Y Psicologa Social Silvana Ghiandoni.
Los encuentros se realizan en el "Centro Cultural y Politico Mariano Moreno" sito en Rivera y San Martin, Lomas de Zamora. Los días sábados de 10.00 a 12.00 Hrs.
Lo integran los siguentes talleristas: Laura Barnes, Fabian Di lernia, Juan Cholo Villalba, Stella Maris Fusito, Silvia Garbati, Hugo Rega, Norma salas y Elizabeth Lopez.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Octubre 2009
Mis dos pasiones
Hasta cuando Stella Fusitto
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

21/01/11 | 15:34: German William Cabassa Barber dice:
Es interesante como las ideas pueden llegar a nosotros, estoy planificando una novela la cual en el \"working~draft\" lleva ese título \"EL CLUB DE LOS INMORTALES\" (aunque no tenía la temática de estos tres personajes sino de otra cosa,) y para asegurarme que ese título no se hubiese usado antes lo busco en internet, me tope con vuestro cuento. Por cierto e leído las tres novelas a las que ellos pertenecen y las poseo, mi biblioteca es muy amplia-te diré-algo noté que quiero comentar. Aunque el \"fan`s fiction\" realmente-hoy día- NO ME GUSTA creo que falta el respeto a los escritores, lo encuentro como una brusca manera de demostrar admiración y deseos de estar tras una pluma ajena, a mucha gente le sucede, creo que puedo determinar en qué momento toma lugar tu cuento aunque con un Anacronismo, se supone que toma lugar después de Interviw pero antes de The Vampire Lestat, que era cuando ocurren los eventos que se narran en la biografía. El anacronismo surge por el MP3 que usa uno de los personajes, fuera de eso el cuento es uno muy bien construido. Interesante? El hecho de reunir estos tres personajes, yo hubiese pensado al menos en dos de ellos, Dorian y Lestat, lo hace una pieza muy curiosa. Yo tengo dos cuentos premiados y un poema ,\"Amor Prohibido\", \"Héctor está de Visita\" y el poema \"Ella\" búscalos, y me dices, están en facebook. La pajina se llama Fuego de los Dioses. Otra cosa, pero el titulo es una idea que ha llegado a dos personas que ni se conocen, nunca te has preguntado por que esto ocurre?
10/10/09 | 19:07: silvana dice:
stella: que linda poesía¡ gracias
05/09/09 | 22:24: Stella Maris Fusitto dice:
Hola Sil:me gusto tu cuento,tal vez porque creo que los que uno ama se pueden comunicar a pesar que se hayan ido de este mundo.¡Es un deceo muy imperioso!
Vínculos
Angelito & Machájhuay Angelito & Machájhuay


La narración posee el rasgo inicial de un pistolero salido de la cárcel, que s&oacu... Ampliar

Comprar$ 45.00

el hacedor





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

La sonrisa eterna (Laura Barnes)



 

 

 

 

La sonrisa eterna

 

Erika sonrió triunfante, pero no debió sonreír. No podía imaginarse aun que esta sonrisa sellaría su destino. Por ahora sonreía y recordaba el día en que había llegado a este pueblucho perdido en medio de la nada.

 

Hace muchos años, tantos que ya había perdido la cuenta, junto a su marido Erwin decidieron huir de la miseria, el hambre y la guerra. Tomaron a su pequeño hijo que apenas comenzaba a hablar y partieron en busca de una vida mejor. Dejaron atrás familia, amigos y demás seres queridos, cuyos rostros son hoy una sombra desdibujada en la anciana memoria de Erika. Emigraron hacia otros lugares, sobreviviendo como podían, y lograron llegar a estas tierras tras cruzar el océano. Recorrieron pueblos y ciudades, y después de tanto andar Erwin decidió instalarse en este paraje:

“¡Justo acá!” le reclamaba ella constantemente: “¡Acá no hay nada!”.

 “Precisamente por eso”, respondía él con su monotonía habitual: “Aquí nadie puede hacernos daño”.

¡Que equivocado estaba, pobre Erwin! No se daba cuenta que la indiferencia, las intrigas y los rumores que circulaban a sus espaldas también lo podían lastimar… Pero no a Erika, por supuesto, qué le importaba a ella lo que murmuraba esta gentuza.

Su marido instaló un pequeño negocio de telas, y cuando ella lo veía allí, tan blanco y esbelto, relacionándose con esos seres, Erika se indignaba y se preguntaba de donde saldrían pieles tan oscuras.

A fuerza de tanta insistencia, logró convencer a su marido de enviar al niño a un internado para recibir una buena educación y, sobre todo, alejarlo de este pueblo. Por lo menos su hijo se había salvado de todo esto. Hoy es un hombre que vive holgadamente en la ciudad.

Una tarde de otoño ocurrió lo peor  que podría sucederle a Erika: al desubicado de Erwin se le dio por morirse y dejarla sola aquí, en el fin del mundo, rodeada de esta gente y a cargo de la tiendita, que en menos de dos meses tuvo que cerrarse porque nadie venia a comprar.

Erika jamás se cuestionó hasta que punto ella era responsable de esta mala relación con sus vecinos. Simplemente se decía que este no debió ser su destino, que si no fuera por el miedoso de su marido estaría rodeada de gente como ella; como ella, que era tan delicada, tan etérea, con sus ojos azul profundo y su cabello dorado, como una reina, porque eso es lo que era. Su madre se lo había dicho un día: “Te llamé Erika, porque significa la que reina por siempre y serás una princesa eterna”.

 

Y ahora Erika sonreía, mientras todos estos recuerdos se agolpaban en su mente, teniendo que decidir qué hacer, qué decirle a Doña Azucena, que estaba ahí, frente a ella pidiéndole ayuda. Su marido Don Rogelio se había accidentado cortando leña, y al no poder ubicar al médico del pueblo lindero, Azucena recordó que Erika, en medio de las miserias de su éxodo, había desarrollado ciertas habilidades curativas. Y aquí estaba, llorando, suplicándole que atienda a su marido. Y Erika sonreía, gozando de esta sensación de poder inesperado. Y sonriendo entró a su casa, cerró la puerta tras de sí y se sentó en su sillón a tejer. Y ni se inmutó cuando dos días más tarde vio pasar el cortejo fúnebre que transportaba los restos de Rogelio.

 

Pero una semana después, cuando una tormenta azotó el paraje, y los vientos derribaron su casa, y la creciente del río comenzó a arrasar el pueblo; cuando notó que nadie se acercó a ayudarla ni le ofrecieron un vehículo para trasladarla al centro de evacuados, Erika pensó que tal vez no debió haber sonreído.

Y aún allí, ante la certeza del final inminente, en sus ojos se distinguió un destello de triunfo. Y el rescatista que horas mas tarde encontró su cadáver, no pudo disimular su asombro al percibir en los labios tiesos de la anciana una mueca similar a una sonrisa.

 

 

 

Laura

 

 

 

 

 

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
23/04/09 | 22:27: silvana dice:
laura: me encanta tu estilo de escritura, realmente muy creativa, bella y dura a la vez¡ silvana
silvanaghiandoni@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
30/11 | 21:37 El Club de los Inmortales (por Julia Palomeque Di Leo)
30/11 | 21:36 Entre recordar y olvidar...(Por Silvia Garimboti)
30/11 | 21:31 Camino a Sumalao (Por Nelly Arauz)
24/11 | 15:07 Las puertas (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:39 El anillo de piedra blanca (por Nelly Arauz)
24/11 | 14:37 Cuento II (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:35 Cuento I (Por Fabian Di Lernia)
21/11 | 15:39 Sin Titulo Op. 001 (por Jimena Gimeno)


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS