Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 11 de noviembre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Taller Literario
Buenos Aires - Argentina
Taller Literario coordinado por la Docente Y Psicologa Social Silvana Ghiandoni.
Los encuentros se realizan en el "Centro Cultural y Politico Mariano Moreno" sito en Rivera y San Martin, Lomas de Zamora. Los días sábados de 10.00 a 12.00 Hrs.
Lo integran los siguentes talleristas: Laura Barnes, Fabian Di lernia, Juan Cholo Villalba, Stella Maris Fusito, Silvia Garbati, Hugo Rega, Norma salas y Elizabeth Lopez.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Octubre 2009
Mis dos pasiones
Hasta cuando Stella Fusitto
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

21/01/11 | 15:34: German William Cabassa Barber dice:
Es interesante como las ideas pueden llegar a nosotros, estoy planificando una novela la cual en el \"working~draft\" lleva ese título \"EL CLUB DE LOS INMORTALES\" (aunque no tenía la temática de estos tres personajes sino de otra cosa,) y para asegurarme que ese título no se hubiese usado antes lo busco en internet, me tope con vuestro cuento. Por cierto e leído las tres novelas a las que ellos pertenecen y las poseo, mi biblioteca es muy amplia-te diré-algo noté que quiero comentar. Aunque el \"fan`s fiction\" realmente-hoy día- NO ME GUSTA creo que falta el respeto a los escritores, lo encuentro como una brusca manera de demostrar admiración y deseos de estar tras una pluma ajena, a mucha gente le sucede, creo que puedo determinar en qué momento toma lugar tu cuento aunque con un Anacronismo, se supone que toma lugar después de Interviw pero antes de The Vampire Lestat, que era cuando ocurren los eventos que se narran en la biografía. El anacronismo surge por el MP3 que usa uno de los personajes, fuera de eso el cuento es uno muy bien construido. Interesante? El hecho de reunir estos tres personajes, yo hubiese pensado al menos en dos de ellos, Dorian y Lestat, lo hace una pieza muy curiosa. Yo tengo dos cuentos premiados y un poema ,\"Amor Prohibido\", \"Héctor está de Visita\" y el poema \"Ella\" búscalos, y me dices, están en facebook. La pajina se llama Fuego de los Dioses. Otra cosa, pero el titulo es una idea que ha llegado a dos personas que ni se conocen, nunca te has preguntado por que esto ocurre?
10/10/09 | 19:07: silvana dice:
stella: que linda poesía¡ gracias
05/09/09 | 22:24: Stella Maris Fusitto dice:
Hola Sil:me gusto tu cuento,tal vez porque creo que los que uno ama se pueden comunicar a pesar que se hayan ido de este mundo.¡Es un deceo muy imperioso!
Vínculos
Atlantes de papel Atlantes de papel
Adoctrinamiento, creación y tipografía en la Monarquía Hispánica de los siglos XVI y XVII

En este libro hallará el lector una serie de reflexiones alrededor del impacto de la cultu... Ampliar

Comprar$ 79.00

Escuchá Radio De Tango

el hacedor





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Desobediencia de Vida (por Fabian Di Lernia)



Desobediencia de Vida

 

Entreabrió los ojos aturdido y sediento. Sentía los labios resecos y partidos por el sol abrasador y el calor agobiante. Su piel curtida y agrietada denotaba un período considerablemente prolongado de aislamiento.

 

No recordaba como había llegado hasta allí, ni qué incomprensible circunstancia lo había condenado a ese destierro inesperado. Nada mejor describía la situación; por cierto, no tenía registro consciente de su última vez en  tierra firme.  A la deriva, se sentía oprimido y despreciado, muy cerca de la muerte y no entendía por qué.

Lo habían declarado culpable por desoír aquella orden soberana que aún no lograba  comprender.

 

Después de la rigurosa tormenta de la noche anterior había vuelto la calma en medio del océano  y el balanceo monótono de las olas lo anestesiaba manteniéndolo aletargado y casi inconsciente. Respiraba con dificultad  el aire pesado, húmedo y salino mientras se arrullaba con el chasquido del agua golpeando la madera de la improvisada embarcación.

 

Dejó caer su brazo fuera de la balsa solo para confirmar lo que no ignoraba. Aún estaba allí,  abandonado a su propia suerte. Desorientado por la inmensidad, no distinguía el horizonte; la frontera de esa inconmensurable masa líquida y aquel cielo  infinito era difusa, imprecisa  y lejana, como la dudosa causa de su confinamiento.

 

En su cabeza resonaba vagamente la sencilla voluntad de haber querido descubrir un mundo secreto, abandonando la oscuridad de la ignorancia.

 

Súbitamente el chillido de una gaviota lo sobresaltó; con dificultad se sentó  y a lo lejos vislumbró la espesa línea blanca de la rompiente.  Con la poca fuerza que le quedaba orientó la balsa hacia el este  y por fin  pudo reconocer la isla paradisíaca.  El peñón cubierto por una vegetación frondosa y homogénea emergía desde la playa virgen de arena blanca.

 

Mientras se acercaba lentamente  hacia el arrecife, distinguió altísimas palmeras y toda clase de atrayentes árboles  y se imaginó deleitándose con sus sabrosos y variados frutos. Un  momentáneo sabor amargo le recordó el inmerecido castigo, pero siguió adelante.

 

Sobre la playa creyó observar una sugestiva figura humana, femenina. Incrédulo, se frotó los ojos, pero la figura seguía ahí. Una túnica ligera cubría delicadamente  esa silueta de sinuosos e intrigantes contornos.

 

Entonces se apresuró en alcanzar la orilla, forcejeando entre la imposición de someterse mansamente a  aquel restrictivo mandato o volver a quebrantarlo celebrando el  deseo enriquecedor de liberarse  bajo el natural encanto de aquella mujer.

 

Las piedras del arrecife agitaban el mar arremolinándolo por lo que la  balsa dio un vuelco  imprevisto y lo expulsó sumergiéndolo en las turbulentas aguas de la costa.

 

Despertó emergiendo nuevamente bajo el sol, sin saber por cuanto tiempo había subsistido bajo la superficie.  Su primer recuerdo fue la visión borrosa de la mujer y deseó profundamente volver a encontrarla. La buscó impaciente durante horas internándose en la selvática espesura.  Al caer la noche regresó a la playa y entonces la vio esperándolo serena  bajo un viejo y conocido árbol.

 

Su pelo oscuro aún resaltaba la brillantez de la piel cobriza, enmarcando su rostro juvenil de facciones sensibles. Ella lo miró con nuevos ojos transparentes y él le devolvió la misma mirada profunda de la última vez. No hicieron falta palabras.

 

Se reencontraron después de aquel abrupto y obligado desencuentro y sin importarles la condena, se regalaron intensos destellos de vida, bajo la sombra protectora de aquel bíblico manzano, espiados por una envidiosa e incrédula serpiente.

 

Fabian


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
30/11 | 21:37 El Club de los Inmortales (por Julia Palomeque Di Leo)
30/11 | 21:36 Entre recordar y olvidar...(Por Silvia Garimboti)
30/11 | 21:31 Camino a Sumalao (Por Nelly Arauz)
24/11 | 15:07 Las puertas (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:39 El anillo de piedra blanca (por Nelly Arauz)
24/11 | 14:37 Cuento II (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:35 Cuento I (Por Fabian Di Lernia)
21/11 | 15:39 Sin Titulo Op. 001 (por Jimena Gimeno)


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS