Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 11 de noviembre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Taller Literario
Buenos Aires - Argentina
Taller Literario coordinado por la Docente Y Psicologa Social Silvana Ghiandoni.
Los encuentros se realizan en el "Centro Cultural y Politico Mariano Moreno" sito en Rivera y San Martin, Lomas de Zamora. Los días sábados de 10.00 a 12.00 Hrs.
Lo integran los siguentes talleristas: Laura Barnes, Fabian Di lernia, Juan Cholo Villalba, Stella Maris Fusito, Silvia Garbati, Hugo Rega, Norma salas y Elizabeth Lopez.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Octubre 2009
Mis dos pasiones
Hasta cuando Stella Fusitto
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

21/01/11 | 15:34: German William Cabassa Barber dice:
Es interesante como las ideas pueden llegar a nosotros, estoy planificando una novela la cual en el \"working~draft\" lleva ese título \"EL CLUB DE LOS INMORTALES\" (aunque no tenía la temática de estos tres personajes sino de otra cosa,) y para asegurarme que ese título no se hubiese usado antes lo busco en internet, me tope con vuestro cuento. Por cierto e leído las tres novelas a las que ellos pertenecen y las poseo, mi biblioteca es muy amplia-te diré-algo noté que quiero comentar. Aunque el \"fan`s fiction\" realmente-hoy día- NO ME GUSTA creo que falta el respeto a los escritores, lo encuentro como una brusca manera de demostrar admiración y deseos de estar tras una pluma ajena, a mucha gente le sucede, creo que puedo determinar en qué momento toma lugar tu cuento aunque con un Anacronismo, se supone que toma lugar después de Interviw pero antes de The Vampire Lestat, que era cuando ocurren los eventos que se narran en la biografía. El anacronismo surge por el MP3 que usa uno de los personajes, fuera de eso el cuento es uno muy bien construido. Interesante? El hecho de reunir estos tres personajes, yo hubiese pensado al menos en dos de ellos, Dorian y Lestat, lo hace una pieza muy curiosa. Yo tengo dos cuentos premiados y un poema ,\"Amor Prohibido\", \"Héctor está de Visita\" y el poema \"Ella\" búscalos, y me dices, están en facebook. La pajina se llama Fuego de los Dioses. Otra cosa, pero el titulo es una idea que ha llegado a dos personas que ni se conocen, nunca te has preguntado por que esto ocurre?
10/10/09 | 19:07: silvana dice:
stella: que linda poesía¡ gracias
05/09/09 | 22:24: Stella Maris Fusitto dice:
Hola Sil:me gusto tu cuento,tal vez porque creo que los que uno ama se pueden comunicar a pesar que se hayan ido de este mundo.¡Es un deceo muy imperioso!
Vínculos
¿De dónde vienes de mirar tus ojos padre? ¿De dónde vienes de mirar tus ojos padre?


La antorcha abre violentamente el himen del texto, la consumación suprime al mism... Ampliar

Comprar$ 15.00

el hacedor





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Ay Diablito (por Fabian di Lernia)



Ay Diablito!

 

No te va a resultar nada fácil que te lo devuelva – Le dijo el joven al viejo al otro lado de la mesa.  – No estás acostumbrado a estar de ese lado, eh? – añadió.

El viejo permanecía sin poder decir una palabra, mirando fijamente  pensativo y desconcertado el tablero. Las fichas estaban dispuestas para iniciar la partida; del lado del viejo las blancas esperaban instrucciones.

 Solo la luz amarillenta del farol de la calle ingresaba en la habitación oscura por la amplia ventana enmarcada por un cortinado antiguo, como todo en aquella casa, hasta el arcón insignificante y olvidado que guardaba celosamente algún secreto.

Las blancas mueven primero –  dijo el joven, con una voz socarrona y desafiante.

Los largos y delgados dedos del hombre tomaron un peón tembloroso. El futuro estaba en marcha.

Si se apagara la luz exterior por alguna razón, nos quedaríamos totalmente a oscuras y podría aprovechar para marcharme– pensó el viejo. Pero eso no me ayudaría, me iría sin lo que vine a buscar, a recuperar y sin eso no soy nadie. No se donde lo tiene.

Las negras siguieron la estrategia,  no importaba cual, el poder sobre el otro estaba garantizado por el momento mientras aquello permaneciera oculto.  El peón se movió lentamente enfrentando a su oponente, pero no lo atacó perdonándole la vida. 

Ahora que estamos solos te lo vuelvo a ofrecer – dijo el viejo.

Ya no me importa lo que digas, ahora mando yo – respondió el joven – no estás en condiciones de ofrecerme nada.  Hay una sola cosa que quiero – agregó – y es verte así acabado, viejo egoísta.

Cuantas veces había soñado con esto. Desde pequeño imaginó  la posibilidad de enfrentar a ese viejo maniático y aprovechador, a quien nadie se atrevía a desafiar, por su fama o por su apariencia.

 Llevaba siempre ese mismo sombrero negro, que lo hacía mas alto de lo que realmente era, mas potente.  Ahora, sin él, con la cabeza descubierta, la cabellera blanca desnudaba a un pobre e indefenso viejecito.

En la pared opuesta a la ventana, una salamandra quemaba los últimos leños y el frío empezaba a notarse. La nieve había caído durante todo el día, y los jardines estaban cubiertos totalmente, imposibilitando conseguir algo mas que quemar para calentarse. Ninguno de los dos estaba acostumbrado a ese clima gélido y lo sufrían. 

El juego continuaba, las piezas iban y venían, algunas reposaban fuera del tablero. Eran mas las blancas que las negras las que estaban ya fuera de juego.  Los movimientos del joven eran seguros y decididos, los del viejo desesperados. Cómo había podido caer en esa trampa.  Años,  centurias, eras de poder tambaleaban ahora incomprensiblemente y pensó que el mismo la había creado.

Tantas veces había hecho lo mismo, pero nunca antes le habían pedido aquello            que ahora tanto necesitaba.  El trueque había resultado inapropiado, inconveniente. Que pibe inteligente, pensó en el fondo con orgullo.

Tengo mucho frío – susurró el viejo sorprendido por aquella frase que nunca pensó decir. Cada vez mas viejo y apagado.

Estamos quedándonos sin leña – dijo el joven – así que apurate. No hace falta que te recuerde lo que sigue.

Podría haber usado todo su poder, conocía todas las jugadas, todas las movidas, todas las combinaciones, pero  hoy no aparecía ninguna. Estaba siendo claramente superado por este impertinente jovencito de camisa blanca, tan parecido a él.

Los  alfiles blancos  perpetraban desde las torres sus últimos movimientos asesinos, mientras  el rey negro miraba desconcertado el devastado campo de batalla, donde solo la reina, su reina y un fiel pero debilitado alfil lo protegían quien sabe por cuánto tiempo más.  

 No había reloj que marcara el turno de cada jugador, solo el repiquetear de las últimas brazas presionaban los pensamientos.

Te pido por favor que me lo devuelvas – suplicó el viejo – te doy lo que quieras, todo, todo es tuyo a partir de ahora.  Lo tengo sin que me lo des – afirmó el joven – ya es mío, o no te das cuenta?.

Lágrimas resignadas de desesperación asomaban incipientemente desde esos ojos aun mas enrojecidos que de costumbre.

Un último movimiento marcó su destino. Jaque mate – se rió a carcajadas el joven. El último vestigio de llama en la salamandra se avivó de pronto.  Desde el arcón, el sombrero  aguardaba escondido e impaciente el desenlace; entonces abrió la tapa y lentamente se introdujo dentro de la hoguera, intensificando así el fuego satánico.

El viejo perdió su imagen, y como el sombrero, fue consumiéndose en cenizas junto a la salamandra. Un penetrante olor a incienso fue lo último que se percibió de él.

El joven, satisfecho y orgulloso, tomó desde el baúl una impecable gorra negra,  con un leve movimiento la colocó en su cabeza con la visera hacia atrás, y salió sin alma a la calle, donde la nieve se derretía a su paso. La sucesión se había consumado, la continuidad estaba  garantizada. 

 

Fabian


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
13/03/09 | 08:28: Néstor dice:
Muy buena mezcla de suspenso y fantasía, no sólo en este sino en todos tus relatos. La ida y vuelta entre la realidad y la ficción siempre es atrayente para el lector, y lo estás logrando. Felicitaciones!!
vela.nestor609@gmail.com
 
Últimas entradas del mes
30/11 | 21:37 El Club de los Inmortales (por Julia Palomeque Di Leo)
30/11 | 21:36 Entre recordar y olvidar...(Por Silvia Garimboti)
30/11 | 21:31 Camino a Sumalao (Por Nelly Arauz)
24/11 | 15:07 Las puertas (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:39 El anillo de piedra blanca (por Nelly Arauz)
24/11 | 14:37 Cuento II (por Fabián Di Lernia)
24/11 | 14:35 Cuento I (Por Fabian Di Lernia)
21/11 | 15:39 Sin Titulo Op. 001 (por Jimena Gimeno)


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS